CÓMO ENTRENAR A UN NIÑO A IR AL BAÑO EN SÓLO 3 DÍAS MÉTODO INCREÍBLE QUE FUNCIONA AL 100%

Muchos padres esperan con ansias el instante en que deben quitarles los pañales a sus hijos, mas este proceso puede transformarse en una “lucha” o bien en algo larguísimo y bien difícil. A muchos progenitores les semeja un sueño cuando se les mienta que es posible sacarles los pañales a nuestros hijos en solo 3 días o bien aun en una tarde. Mas según lo que parece, con esta técnica, es posible.

¿ESTÁS DISPUESTA PARA QUITARLE EL PAÑAL?

La técnica de Fellom requiere compromiso, atención y dedicación.Es un procedimiento que implica llevar las “pompas al aire”, lo que quiere decir que a lo largo de 3 meses, tras haber comenzado el procedimiento, tu hijo va a deber ir desnudo de cintura para abajo cuando esté en la casa, y llevar pantalones sueltos sin nada debajo cuando esté en la calle o bien en la guardería.

Los pañales y lencería de adiestramiento se pueden emplear para la hora de la siesta y para dormir, mas si los utilizas con más frecuencia, retrasarás el progreso de tu hijo.Precisarás múltiples orinales para la casa (lo idóneo es tener uno en todos y cada área primordial de la casa, aparte de uno en todos y cada baño), mucha agua o bien jugo diluido para tomar y botanas que le asistan a hacer pipí, como paletas de frutas (o botanas salobres que le hagan tener sed, como galletitas salobres). Asimismo vas a tener a mano aparejos para adecentar cualquier accidente (harapos, jabón y un cubo de plástico). Cuando salgas de casa, deberás llevar múltiples pantalones, por si acaso se moja.

Pon una toalla o bien algo absorbente sobre el asiento del coche, para resguardarlo de escapes. Fellom aconseja una piel o bien muletón de oveja, como las que venden en Ikea. Corta la piel de oveja por la mitad, y después córtala a fin de que encaje alrededor del cinturón de seguridad y vas a tener un absorbente lavable y que vas a poder utilizar una y otra vez.

Primer día:

Levántate con tu hijo. A lo largo del resto del día, haz que vaya desnudo de cintura para abajo. Tú y tu compañero van a pasar el día observando al pequeño, para saber en qué momento debe hacer sus necesidades. Cuando empiece a hacerlo, llévalo al orinal más próximo.

A lo largo del día, haz que todo el planeta coma botanas salobres o bien comestibles de alto contenido en agua y que tomen muchos líquidos a fin de que deban hacer pipí frecuentemente.

Cuando o bien tu compañero deban emplear el baño, lleven al pequeño con . Demuéstrenle de qué manera se bajan los pantalones y la lencería, se sientan en el inodoro, hacen sus necesidades, tiran de la cadena y se lavan las manos.

Festeja los éxitos de tu hijo toda vez que acierte en el orinal. Esto desea decir que festejes con él aun si solo varias gotas de pipí alcanzan el orinal en vez de caer al piso. Cuando ocurra esto, haz el baile del orinal. Asimismo puedes loarlo, entregar palmadas, etcétera Tras haber acertado entre diez y doce veces, afirma Fellom, los pequeños acostumbran a emplear el orinal solos.

Si tu hijo tiene un escape, no le afirmes “no pasa nada”. En vez de eso, dile en un tono levemente desaprobador: “El pipí/la caca va en el orinal”, y ayúdale a limpiarlo poniendo tu mano sobre la suya. Mas no le chilles ni le hagas sentirse abochornado por tener escapes. Ten presente que van a ocurrir.

Ya antes de la siesta y de acostarse de noche, dile a tu hijo que es hora de utilizar el orinal (jamás se lo preguntes pues generalmente afirmará que no). Ponle un pañal inmediatamente antes de dormirse, salvo que estés segura de que continuará seco.

Segundo día:

Prosigue las instrucciones del primer día. La única diferencia es que en el segundo día van a poder salir todos a la calle a lo largo de una hora por la tarde. Espera a que tu hijo haga pipí en el orinal y después salgan inmediatamente.
“El objetivo es que relacione emplear el orinal con salir de la casa”, afirma Fellom. Así puedes “entrenar a tu hijo a hacer pipí voluntariamente” ya antes de salir.

Cuando salgas, haz que tu hijo lleve pantalones sueltos sin nada debajo. Que no lleve pañales ni lencería de adiestramiento, ni lencería normal. Tu meta es que logres salir y llegar a la casa sin que tenga escapes, sin utilizar el orinal cuando están fuera, mas lleva un cambio de ropa por si acaso no tienes tanta suerte.

Fellom aconseja quedarse cerca de la casa y no salir en el coche. Ve a pasear por el vecindario (aun una vuelta a la cuadra) o bien ve a un parque próximo. Lleva contigo un orinal portátil caso de que tu hijo afirme que debe hacer pipí cuando están fuera, mas no es muy probable en esta primera etapa.

Tercer día:

Prosigue las instrucciones del primer día, mas a lo largo del tercer día, tu familia puede salir a lo largo de una hora por la mañana y otra hora por la tarde. Haz que tu hijo use el orinal ya antes de salir de casa.

Add a Comment